El compositor

|
John Williams
John Williams

¿Qué es la música?

Es el arte de combinar y organizar los sonidos y los silencios en el tiempo. Su forma de expresión es concomitante con el ser humano y no existe ninguna otra modalidad artística que haya tenido la influencia y la fuerza que la música en la historia humana. A ella acceden ricos y pobres, de todas las razas, de todas las culturas, de todos los tiempos.

Para disfrutar de la música no basta con oírla, hay que saber escucharla, que es algo muy distinto. Oír es la simple entrada de sonidos por nuestro órgano auditivo. Escuchar es discernir, comparar, pensar, sentir, comprender etc. Tal vez por este motivo cada vez más se escribe música para oír y no para escuchar.



Cómo podemos escuchar

Por el puro placer que nos da el sonido musical. Oímos la música sin pensar o analizar su expresión. Sólo nos dejamos llevar. Vamos en el coche, estamos trabajando, hacemos Footing o cualquier otra actividad. En muchas ocasiones nos acompaña pero no va más allá.

Cuando estamos interactuando con ella y dejamos que nos comunique su 'mensaje', ¿Qué nos quiere decir? ¿A dónde nos quiere llevar? ¿Qué nos hace sentir? ¿Cuantos de nosotros no asociamos lugares, momentos o incluso personas con una pieza musical, con una canción, con una banda sonora? La música nos evoca.

En otro orden de cosas podemos percibir cada nota, cada compás, ritmo, armonía o timbres. Estamos escuchando la estructura musical. Estamos 'viendo' la obra de su autor. Y entendemos lo que ha hecho, cómo lo ha hecho y porqué lo ha hecho.

La aventura de aprender a escuchar la música es uno de los grandes placeres de la vida. Podemos y debemos aprender a escuchar. Y si abrimos nuestra mente y corazón a distintas expresiones musicales como la música clásica, la ópera, el rock, la música tradicional u otras manifestaciones nos enriquecemos. Abrimos nuestra comprensión y valoramos mucho más aquello que lo merece. La música es cultura y por lo tanto nos educa. Tiene un poder de influencia que no lo tiene ningún otro arte y quizás sea este el motivo que le guste a tanta gente.



El Compositor

Es alguien que compone música. Es decir, que la crea y trabaja a partir de una idea musical. Esta idea puede llegar de diversas formas: una melodía, un ritmo o un acompañamiento. Comienza el proceso de ir juntando piezas, vestir, estructurar, crear expectación, desarrollar un cuerpo y culminar con una conclusión. Es un trabajo arduo y difícil.
Ennio Morricone
Ennio Morricone

Hay artistas que trabajan la técnica de manera sobresaliente pero puede ser que les falte 'inspiración'. Otros tal vez tengan un 'don' para la música pero les falte sacrificio. Finalmente los hay que conjugan el esfuerzo con la inspiración, y entonces se convierten en genios de la música.

Cada compositor tiene su estilo que se determina tanto por su personalidad, su formación o la época en que vive. Puede llegar a tener variados estilos que irán cambiando a medida que madure. Así se puede ver con compositores consagrados como John Williams, Jerry Goldsmith, John Barry o Ennio Morricone, entre otros. La música que escribían en sus inicios nada tiene que ver con la que han hecho en su madurez.

A su vez, cada época tiene su propia personalidad. La música de cine de los años 30 hasta los 60 tenía un estilo muy definido. En los años 70 se vio muy influenciada por los nuevos usos de la instrumentación electrónica y rítmica. Entre los años 80 y 90 se trabajó en su máxima expresión, combinando una estructura sinfónica, con gran instrumentalización, voces corales, un uso eficiente de las nuevas posibilidades que ofrecían los sintetizadores y por supuesto, un cine en un momento álgido. En los últimos años cada vez se trabaja mas con las tecnologías, instrumentos electrónicos y una música más épica, más 'poderosa' influida en muchos casos por un cine de héroes y acción, aventuras o ciencia ficción.

Componer es crear música. Es por este motivo que un compositor inventa, escribe y hace música.

Componer no es nada sencillo (solo tenemos que intentarlo los 'profanos'). Hay que dominar  todos los elementos de la música: el sonido, la armonía, el ritmo, la estructuración formal, la orquestación, etc. De ahí que la carrera musical implique;


  • Solfeo
  • Conocimientos de instrumentos como el piano y otros
  • Teoría musical
  • Armonía y Composición
  • Orquestación
  • Dirección


Muchos tienen una licenciatura de música o un master en teoría musical y un doctorado en composición y teoría musical (James Horner).

Rachel Portman
Rachel Portman
Bueno, es cierto que con un poco de imaginación y amor por la música podríamos 'hacer' una melodía y ponerle algún ritmo. A esto le llamaríamos; Autor.

Esto se ha dado con alguna frecuencia en algunas personas. Charles Chaplin es un ejemplo. Era autor de las melodías de sus películas, pero eran profesionales de la música los que convertían aquella melodía en una banda sonora. En definitiva, el sonido no se convierte en música hasta que se dan todos los pasos que comentaremos en este artículo.

Otros ejemplos;

Clint Easwood (Colaborador orquestal;Lennie Niehaus)
Alejandro Amenabar (Colaborador orquestal; Xavier Capellas)



Muchas veces hemos escuchado que un compositor comienza a tararear una melodía. Si le gusta, busca con afán su piano y empieza a hacer 'sonar' aquello que le ronda en la cabeza. ¡Le gusta! Pues entonces coge su papel y lápiz y comienza a escribir, en un cuaderno musical. Tal vez esa idea culmine en una obra musical, o quizás se quede en el camino.

Se habla mucho de las técnicas de composición. Es más, como parte de la carrera musical existe una materia llamada 'composición'. Sinembargo, componer no es introducir notas en un pentagrama como si de cálculos matemáticos se tratara. El compositor es un artista y un artesano. No solo trabaja con sus manos y su mente. También debe utilizar el corazón. Hay que sentirla, amarla. La música hay que vivirla.

Es obvio que primero tiene que aprender las técnicas de la composición y luego trabajar duramente en su oficio, practicar, equivocarse, probar nuevas experiencias y así va aprendiendo por ensayo y error de sus propios trabajos. La improvisación y la escucha son importantes, el compositor va escuchando lo que crea y entonces decide continuar o modificarlo. Un compositor se interesa en las distintas expresiones culturales de la música, instrumentos tradicionales, autores de diferentes épocas y estilos. En definitiva, se enriquece, se imbuye en el arte musical.

El compositor tiene unas ideas en su cabeza y ahora quiere expresarles en un pentagrama. En el caso del compositor de música de cine tiene un elemento que le 'marca' o le dice sobre qué debe escribir y cómo debe hacerlo, aunque cada artista lo expresará de diversas formas (sería como pintar un paisaje desde el mismo lugar pero con artistas distintos. Cada uno destacaría o se centraría en algo diferente del paisaje). Eso ha producido a veces que después de haber hecho toda una banda sonora para un film el director 'rechace' la obra y busque a otro compositor que escriba una partitura distinta.

Algunos ejemplos;

King Kong (2005)

El compositor original fue Howard Shore. Pero su música fue rechazada y sustituida por la música que después escribió James Newton Howard para dicha película.



Troya (2004)
El compositor original fue Gabriel Yared. Pero su música fue rechazada y sustituida por la música que después escribió James Horner para dicha película.

Más allá de los sueños (1998)
El compositor original fue Ennio Morricone. Pero su música fue rechazada y sustituida por la música que después escribió Michael kamen para dicha película.
Dimitri Tiomkin
Dimitri Tiomkin

El río de la vida (1992)
El compositor original fue Elmer Bernstein. Pero su música fue rechazada y sustituída por la música que después escribió Mark Isham para la película.

Ni que decir tiene que en muchas ocasiones, el compositor 'sustituto' dispone de muy poco tiempo para escribir la partitura antes de la comercialización de la película.

Para ser un compositor de música de cine hace falta estudiar y dominar distintas disciplinas y formas musicales. Por ello es imprescindible tener la capacidad de plasmar por escrito y de manera correcta lo que el director le propone. Debe tener un conocimiento profundo de armonía y contrapunto (las reglas que rigen la combinación de sonidos, melodías o voces), así como de formas musicales y la orquestación (conocer las capacidades y limitantes de cada instrumento, tanto técnicas como sonoras y expresivas, así como de las combinaciones entre ellos) e historia de la música.



Se dice que hay tres tipos principales de compositores a través de la historia:

El compositor de inspiración espontánea. Suelen ser muy prolíficos, pero trabajan mejor en las formas de poca extensión (canciones, piezas cortas, etc.).

El compositor constructivo. Parten de un tema, una idea musical generadora, y sobre eso construyen una obra, laboriosamente.

El compositor tradicionalista. Este tipo de compositores parten de formas y estilos ya bien conocidos y aceptados, tratando de perfeccionarlos al máximo.

Así que, está plenamente justificado llamar genios a los grandes compositores, pues aparte de todo este bagaje, se requiere una disciplina con mucho esfuerzo y sacrificio y ese extra indefinible que algunos llaman creatividad, inspiración, etc.



Composición de bandas sonoras

En el fondo, la música de cine no es nada mas y nada menos que poner melodía a la imagen (lo que en la práctica no es poco). Tal vez, muchos compositores clásicos hubieran deseado tener esta oportunidad. En todo caso, cuando componían se imaginaban en su mente cómo transmitir en una partitura aquello que veían en su interior, o su alrededor. Un claro ejemplo de esto fue Vivaldi y Las cuatro estaciones'. El veía la naturaleza en toda su expresión. Podía sentir y percibir las distintas estaciones. Comprendía la tonalidad, la fuerza, el sentimiento el color, etc. que cada composición requería para expresar la música de cada estación.

Es verdad que la creatividad de la música clásica quedaba en manos de su compositor, mientras que en la música de cine hay un compromiso con una historia, un guión, una interpretación, y por supuesto, no podemos olvidar a su director.
James Horner
James Horner

Pero tiene la ventaja de no empezar de cero, con una hoja en blanco. Hay una historia que contar, unos personajes que describir, unos sentimientos que expresar.

Yo me imagino que cuando John Williams tuvo que hacer la música de Star Wars y plasmar en una partitura al malvado Dar Vader tendría muy claro cómo hacerlo después de 'conocer a dicho personaje'. Había que identificar una melodía clara a esta historia. Y así ocurrió con la banda sonora de Tiburón donde cada vez que este aparece suena la melodía principal.

En la música de cine existe una variedad de géneros y estilos. Por ejemplo; Un musical (como fue el caso del film; West side story),  va íntimamente unida a la película, dependiendo de la escena, el temperamento que desarrollan los personajes, etc. Es evidente que no es lo mismo componer una banda sonora sobre la mafia italiana que una banda sonora sobre la época de los romanos y Julio César.

Esto obliga al compositor a tener un amplio conocimiento de las distintas formas de expresión de la música a través de la historia, las culturas etc. Y, claro, no se puede olvidar que, en definitiva, es un trabajo por encargo, con unos tiempos de producción, elaboración y finalmente la grabación habiendo formado una unión perfecta entre el film y la banda sonora.

Una vez que las imágenes, la historia, el color o el espíritu con que el director quiere impregnar al film, actúan como evocadores de la imaginación, con un visionado reiterado de las mismas, las conversaciones con el director, etc. dan origen a la idea, y comienza 'el trabajo' de la composición.

La primera búsqueda en las imágenes está encaminada a encontrar el ambiente, la ‘textura’ de la historia. El camino para hacerlo difiere de unos compositores a otros. Unos fijan su mirada en la construcción de los personajes, en su forma de vestir, hablar, moverse, en la ambientación, si es de día o de noche, invierno o verano. Otros buscan la expresión, partiendo de elementos fotográficos como la luz, el color o los encuadres. Por último, otros se basan en la estructura narrativa de la historia, en sus conflictos y evoluciones, ya desde los planteamientos del guion, ya desde la realidad definitiva de la imagen montada

Max Steiner
Max Steiner
La cantidad o duración de la música de una película no está, casi nunca, en función de la duración global de la película, pues son otros los factores que marcan esta condición como la estructura narrativa, etc. La decisión sobre dónde y durante cuánto tiempo participa la música en la película es una labor que se realiza normalmente entre el compositor, el director y el montador.

La obra debe crear el ambiente propicio. Por ejemplo; La escena ¿Requiere tensión, miedo, horror? ¿O tal vez debe despertar una sonrisa? ¿O quizás deba mover nuestras emociones más profundas, nuestras entrañas y emocionarnos? En los distintos estilos y géneros, (como el western, la comedia u otros) el compositor debe saber con claridad diáfana el objetivo de su trabajo y cómo la partitura debe ser una 'compañía agradable' que de forma natural vaya de la mano con la película. Por eso es tan importante la colaboración estrecha entre el compositor y el director.

Tal vez esta sea, entre otras, una razón de porqué muchos directores tienen un vínculo especial con ciertos compositores,


Ejemplos;

Steven Spilberg y John Williams



James Cameron y James Horner

Alfred Hitchkot y Bernard Herrmann



La música incidental

El Score o  música incidental consiste en las composiciones que realzan y complementan la mayoría de las escenas en el filme como ''música de fondo''. Cada compositor tiene su sello personal, imprime su carácter y como todo en la vida nos atraerán más unos que otros. Nos sentiremos más identificados con los estilos de unos que con otros, tal vez sea su ternura, quizás su energía y fuerza, tal vez su estilo desenfadado o trascendental etc.



El uso de las tecnologías en la música de cine

Miklós Rózsa
Miklós Rózsa
Cada vez mas se utilizan las tecnologías en la composición de bandas sonoras. Por un lado están los costes económicos que supone tener a disposición una gran orquesta. Y por otro lado muchos sintetizadores de la actualidad ya 'parecen' orquestas. A veces es difícil distinguir un sintetizador de un instrumento. Pero cuando el compositor pretende que suene un violín, quiero escuchar un violín. Es decir, cuando un sintetizador no pretende 'imitar' como es el caso de partituras de compositores como Vangelis o Giorgio Moroder es estupendo. Pero en caso contrario empobrece la partitura.



La música incidental y las canciones

La Banda sonora es todo aquello que forma parte de la música de la película. Y por ello se pueden incluir canciones de distintos artistas (en muchos casos escogidas por el propio director) que son utilizadas en el film, a menudo incorporando sólo un pequeño fragmento y la '''música incidental''' es generalmente una obra integral, orquestada, instrumental, larga, de carácter cíclico y con un ''tema central'' recurrente, todo lo cual se encadena a las escenas de principio a fin y, a la vez, establece un vínculo narrativo continuo con el discurso cinematográfico.

Ejemplos de bandas sonoras con canciones y música incidental o score.

Phenomenon (1996)
(canciones de distintos grupos y cantantes y melodía (score) de Thomas Newman




Los musicales forman parte integral de una banda sonora. En algunas ocasiones, toda la banda sonora es un musical. Un ejemplo es; Les parapluis de Cherbourg (1964) . En otras, se combina la música incidental con las canciones.



La comercialización de la banda sonora

No vamos a profundizar en esta materia. Pero comentaremos que hoy es común editar un disco compacto con el score de la película y otro con las canciones. Aunque no siempre es así. También pueden incluirse ambas en un mismo CD.

Ejemplo;

Trevor Jones
1999 - Notting Hill

Gabriel Yared
1999 - Mensaje en una botella



Estilos de música de cine

A lo largo de este portal abordamos ampliamente este tema por lo que no vamos a extendernos en el y solo pondremos un ejemplo.



Música épica

La música incidental compuesta para tráilers y muchas películas del cine épico y fantástico es llamada por mucha gente 'música épica'. Suele ser música orquestal y mayoritariamente instrumental que puede utilizar una gran gama de instrumentos, y la presencia de coros que ensalzan la partitura. Sin embargo, el término no se refiere a un género musical en sí, sino a un estilo de orquesta con influencias del rock, el heavy metal, la música clásica y música coral.

Esta música es generalmente producida por compañías de industria musical, algunos de los mayores exponentes son;

Two Steps from Hell
Audiomachine




Aunque también, y cada vez más, son los propios compositores como puede ser el caso de Hans Zimmer, etc. los que participen en este trabajo.



Melodía
Hans Zimmer
Hans Zimmer

Es la composición que desarrolla una idea musical, simple o compuesta, con independencia de su acompañamiento. La melodía es la parte más importante en el proceso de construcción de una obra puesto que convertirá la partitura en una pieza distinta a todas las otras composiciones.
Algunos grandes compositores

Con sólo once años, en 1908, Korngold (hijo de uno de los criticos musicales más importantes de la época) era considerado una de las promesas músicales y con más talento del siglo XX. La relación estrecha de su padre con Gustav Mahler le dió acceso a los mejores maestros de la época.

Cuando solo tenía 12 años se interpretó una pantomima musical suya “Der Schneeman", en la ópera de Viena. A esa misma edad se estrenó un trío de piano suyo. Sus obras para orquesta se incluyeron en los programas de los directores más notables de la época.

Con 19 años, Korngold vivió su primer estreno operístico: un programa doble de óperas breves suyas “Der Ring des Polykrates" (El Anillo de Polícrates) y “Violanta“

Con 23 años se estrenaba simultanemente en Colonia y Hamburgo la obra que le consagró.

Erich Wolfgang Korngold fue uno de los pioneros de la música de cine. Junto con Max Steiner y Alfred Newman fue uno de compositores que en la década de los 30 del siglo pasado crearon la banda sonora como estilo musical independiente. Su obra ha ejercido una gran influencia sobre los mejores compositores de la historia de las bandas sonoras.

Parece que a Korngold no le gustaba mucho componer música para el cine. Su interés se centraba en componer piezas orquestales sinfónicas, de cámara u óperas. Se dice que Korngold no quiso firmar su primera composición, 'El capitán Blood', por no darle un disgusto a su padre al asociar su apellido a algo tan poco serio como una producción de cine.

La Warner estaba produciendo 'Las aventuras de Robin Hood' y querían al mejor músico, y para ellos era Korngold. Por eso le hicieron una oferta astronómica para la época que él acabó por aceptar.

En su viaje a Hollywood, Alemania entró en Austria, deteniendo a numerosos judíos (él lo era) que acabaron en campos de concentración. Korngold siempre consideró que aquella película de aventuras, aparte de hacerle ganar un Oscar, le había salvado la vida.
Oliver wallace
Oliver wallace

Pese a su poco entusiasmo por el cine, su contribución al lenguaje musical de éste fue formidable. Para él la música no sólo debía acompañar la imagen, sino que debía ser un elemento narrativo más, aportar el estado anímico de los personajes, matizar la acción reforzándola. Korngold era el más idóneo para llevar a cabo esta labor ya que apoyaba una manera de hacer cine basada casi en exclusiva en el poder de la imagen. Korngold fue uno de los principales artífices de la adaptación de la música al cine.

Una de sus composiciones, la de «King’s Row»,(Abismo de pasión) tuvo tal popularidad que la Warner recibió miles de cartas pidiendo su edición fonográfica, convirtiéndose en la primera banda sonora editada en disco.



La música y el cine

Hay un tema recurrente, ¿Qué protagonismo debe tener la música en la película? Durante muchos años, especialmente entre los años 40 y 50, el nombre del compositor precedía al nombre del director de la película en los créditos iniciales. Lo que remarca su importancia. No me imagino una película sin banda sonora. Es cierto que cada compositor, con su propio estilo, escoge cómo acompañar la historia del film y sus escenas. Se dice, y creo que con razón, que Jerry Goldsmith es el compositor de bandas sonoras por excelencia porque ha sabido crear, mejor que nadie el ambiente, la atmósfera apropiada a cada situación de la película. Sinembargo, nadie puede cuestionar que John Barry (u otros muchos) y su dulce expresión melódica, que impregna su obra, hayan expresado el mensaje de la película con diáfana precisión.

Siempre he pensado que es más difícil componer una sinfonía que una banda sonora. La razón es que muchos compositores de música clásica han escrito música para el cine, pero pocos compositores que han hecho música para el cine serían capaces de escribir una partitura de música clásica. De hecho, la mayoría de compositores que comenzaron su andadura en el mundo del cine provenían de la música clásica. Algunos hasta pulularon entre ambas expresiones artísticas.


Ejemplos;


  • Max Steiner
  • Miklós Rózsa
  • Aarón Copland
  • Erich Wolfgang Korngold




Además de la materia que hemos considerado nos quedaría la parte más difícil; la parte técnica, el análisis de la estructura musical (las notas, los acordes, ritmos, el pentagrama, los tiempos, el compás etc.),  que como es obvio, solo profesionales de la música pueden explicar, y no es este nuestro caso.


Después de estudiar este tema pensé; ¡Qué fácil es poner calificativos (cuando estos son negativos) a las bandas sonoras y que difícil es cuando lo tiene que hacer uno mismo! ¿Verdad?



En otra sección nos centramos en la orquestación de una composición para una banda sonora.