Canciones de cine para el recuerdo

|

La música de cine no sería lo mismo sin muchas de las canciones que la han hecho más grande. Desde que a comienzos de los años 30 las bandas sonoras comenzaron a tener protagonismo en el cine, muchos temas que se han hecho inolvidables siguen formando parte del repertorio de muchos cantantes, orquestas, sintonías y demás melodías de la vida cotidiana.

Las canciones tienen un lugar fundamental en las bandas sonoras. Han permitido interpretar durante la película una melodía que vincularía para siempre al espectador, y oyente, con aquella historia. Ejemplos claros son;

‘As time goes by’ - ‘Casablanca’
‘Cantando bajo la lluvia’

‘Moon River’ - ‘Desayuno con diamantes’
‘You can leave your hat on’ - ‘Nueve semanas y media’.

Las canciones muchas veces han conseguido popularizar más una película y su banda sonora, como fue el caso evidente de;

Candilejas
Charles Chaplin

Titanic (My Herat will gon on)
James Horner

Love me tender
Elvis Presley

Hemos podido ver al propio actor interpretando una canción y en nuestras retinas han quedado grabadas para siempre esas escenas, como cuando ‘Gilda’ cantaba la famosa canción; ‘Put the blame on mame’, mientras bailaba tan sugestivamente. O a Doris Day cantanto ‘Que será, será’ mientras buscaba por la casa a sus seres queridos.

En otras ocasiones es un cantante que no sale en la película quien interpreta la melodía que se escucha en los momentos ‘importantes’ de la película, como ocurre con ‘Amor sin fin, de Lionel Richie, o el tema principal de la película ‘Arthur, el soltero de oro’, interpretada por Christopher Croos, y compuesta por Burt Bacharach.

En las décadas de los años 30, 40 y 50, algunos compositores se especializaron en hacer canciones como fue el caso de;

Irving Berlin
Cole Porter
Jerome Kern
George Gershwin
Harold Arlen
Richard Rodgers

Mas tarde serían pocos los compositores que brillarían en este género de hacer canciones, pero algunos magníficos ejemplos son;

Henry Mancini
Burt Bacharach
Giorgio Moroder

Ahora lo más frecuente es ver al compositor hacer el score y un cantante o un grupo popular poner e interpretar la canción de la banda sonora. Algunos que han brillado con luz propia son;

A-Ha
Aerosmith
Annie Lennox
Barbra Streisand
Barry Manilow
Bette Midler
Bob Dylan
Bryan Adams
Bruce Hornsby
Bruce Springsteen
Carly Simon
Celine Dion
Charlotte Church
Cher
Christina Aguilera
Christopher Cross
Cindy Lauper
Diana Ross
Dolly Parton
Duran Duran
Electric Light Orchestra
Elton John
Enya
Eric Carmen
Eric Clapton
Eva Cassidy
Faith Hill
Gwyneth Paltrow
Harry Nilsson
Hayley Westenra
Irene Cara
Jim Brickman
Jimmy Durante
Joan Baez
Joe Cocker
Jon Secada
John Travolta
Joni Mitchell
Josh Groban
Kate Winslet
Kenny Rogers
Lara Fabian
Laura Pausini
Leona Lewis
Lionel Richie
Lisa Gerrard
Madonna
Mandy Moore
Marc Anthony
Mariah Carey
Mark Knopfler
Matt Monro
Michael Bolton
Michael Dees
Michael Jackson
Nat King Cole
Natalie Cole
Neil Diamond
Neil Young
Olivia Newton John
Paul McCartney
Peter Gabriel
Peter Cetera
Phil Collins
Prince
Queen
Richard Marx
Rod Stewart
Roxette
Sarah McLachlan
Shania Twain
Sheena Easton
Simon and Garfunkel
Sinéad O'Connor
Stephen Bishop
Stevie Wonder
Sting
The Beatles
The Bee Gees
The Corrs
Tim McGraw
Tina Turner
Tony Bennett
U2
Vanessa Williams
Vic Damone
Wet Wet Wet
Whitney Houston
Yvonne Elliman


Es verdad que en los últimos tiempos se han popularizado algunas ‘bandas sonoras’ compuestas exclusivamente de canciones, o acompañadas por una suite del compositor. Dejaremos que sea el aficionado a la música de cine quien decida si le parece ‘correcto’, desde el punto de vista de lo que debe ser ‘una banda sonora’ para una película. Pero también es verdad que los que amamos la música de cine no debemos ‘despreciar’ algunos magníficos trabajos que han realzado la película, y por consiguiente el score. Recordando la filosofía de esta Guía diremos que se debe ‘educar’ el oído con toda la buena melodía que nos puede enriquecer la música que amamos.




Porqué resulta tan difícil encontrar portales de música de cine que dediquen tiempo y espacio a hablar del papel tan importante que a través de la historia han jugado los musicales y más concretamente las canciones. A darle más importancia a las canciones y a sus protagonistas, y no solo a la música instrumental, lo que todos conocemos como el 'score'.

No hay una respuesta simple. Si, varios motivos.

A pululado en el ambiente de muchos aficionados a las bandas sonoras durante tiempo, incluidos responsables de portales (estos con mayor motivo) que la ‘verdadera’ música de cine era la música instrumental. Las canciones pasaban a una segunda división, o 'categoría regional' (como se diría en el argot futbolístico). Parecía que la relevancia estaba en hablar de ‘Jerry Goldsmith’, o John Williams, y no de los musicales de Andrew Lloyd Webber, Gene Kelly o de July Andrews. Otra cuestión es que la música instrumental, conocida como score, resulta más fácil de identificar y hacer un seguimiento, no así las canciones. Es decir, si somos aficionados a un compositor, como puede ser el caso de John Barry, su discografía es fácilmente identificable, mediante las películas, grabaciones etc. (sin entrar en estilos, tonalidades o sonidos propios del compositor). Cada película tiene su propia banda sonora, su propio traje a medida, como una huella digital exclusiva que identifica a esa película y no hay equivocación. Con las canciones no ocurre esto, pueden repetirse en una y otra película, y ser interpretadas por uno u otro cantante. A lo largo de la historia ha ocurrido que las mismas canciones se han cantado decenas o centenares de veces en el cine y finalmente puede ocurrir que no sepamos la película original de la canción.

Ejemplo de canciones que se han repetido;

S' Wonderful de George Gershwin
Esta canción fue interpretada al menos en dos películas;

En 1957 por Fred Astaire con Audrey Hepburn en la película; Funny Face
S'Wonderful

En 1951 por Gene Kelly que ya la había cantado en la película; An american in Paris.
S'Wonderful

Por otro lado el cine tenía una relevancia muy importante con los musicales, en los años 30, 40 y 50, que llenaban las pantallas de las salas. Las canciones formaban parte intrínseca de muchas grandes películas. Entonces lo normal era escoger un compositor de score, un compositor de canciones y un compositor de las letras de las canciones, y no eran cualesquiera. Los había muy buenos. Ese formato de cine hoy no existe y desde hace mucho se ha optado por ‘insertar’ canciones ‘pegadizas’ que vendan o comercialicen la película, pero que nada tienen que ver con el formato que se daba en las décadas mencionadas anteriormente. Hoy existe un desconocimiento importante de los musicales y canciones de aquella época, en parte porque no es fácil acceder a ella, y por otro lado es un estilo que hoy no suele ‘venderse’.

Por eso es necesario familiarizarse con compositores como;


  • Irving Berlin
  • Cole Porter
  • Harold Arlen


Y tantos otros...

Y cantantes como:


  • Maurice Chevalier
  • Fred Astaire
  • Judy Garland


Y muchos más...

Por último con el paso del tiempo se hace cada vez más difícil distinguir cuales son las canciones originales hechas para el cine, y aquellas que fueron compuestas para ser interpretadas por un grupo o cantante y que luego, más tarde el cine popularizó o añadió a su film.

Por ejemplo el famoso tema Lady Marmalade, canción que ha sido interpretada en varias películas, entre ellas; Moulin Rouge, por Christina Aguilera, es una canción de 1975 del grupo R&B, Labelle que llegó a estar en el número uno de algunas listas musicales.

Existen muchas canciones que no han sido hechas para el cine y sin embargo ya forman parte de la historia del cine, algunas de ellas con arreglos musicales o adaptaciones.

Otro ejemplo es I Say a little prayer, canción interpretada por la cantante Dionne Warwick y compuesta por Burt Bacharach de 1967.

Y lo mismo sucede al revés, canciones populares que conocemos y nos gustan no nos imaginaríamos que son del cine.


  • Begin the Beguine de Cole Porter de 1940
  • Love is a many-Splendored de Sammy Fain de 1955


Solía ocurrir que algunas canciones que se hicieron inmortales en cierta película ya se habían compuesto antes, como,


  • Singin in the rain - 1929 - Nacio Herb Brown
  • The sound of music - 1959 - Richard Rodgers
  • West side story - 1957 - Leonard Bernstein


Aquella música nos enseña a valorar, entender y amar mejor la música de cine que hoy conocemos. De ahí la importancia de conocer y apreciar toda la música, incluidas las canciones y los musicales. Nos enriqueceremos y comprenderemos mejor la historia de las bandas sonoras.

Canciones de cine para el recuerdo 1930 - 1959
Canciones de cine para el recuerdo 1960 - 1989
Canciones de cine para el recuerdo 1990 - 2019

No hay comentarios: