David Raksin

Estados Unidos (1912 - 2004)

Hijo de un miembro de la ‘Orquesta de Filadelfia’ desde niño comenzó a despuntar como pianista y arreglista. Inició sus estudios musicales como pianista, y luego fue instruido en instrumentos de viento madera por su padre, director de orquesta e intérprete de bandas de concierto y de cine mudo que también tocó en la reconocida Orquesta de Filadelfia. 

Aprendió orquestación por sí mismo mientras estudiaba en la prestigiosa Escuela Secundaria Central de Filadelfia. Luego se inscribió en la Universidad de Pensilvania tocando en bandas de sociedad y orquestas de radio.

Después de graduarse, se fue a Nueva York, donde tocó en diferentes bandas y realizando arreglos para la radio y orquestas de grabación. 

El pianista, Oscar Levant, le dijo a su amigo George Gershwin que estuviera atento a la transmisión del arreglo de Raksin de «I Got Rhythm». A Gershwin le entusiasmó tanto que lo recomendó para trabajar con el equipo Harms/Chappell que arreglaba la música de casi todos los espectáculos de Broadway. 

Desde allí se trasladaría a Hollywood donde comenzaría su carrera en la música de cine. Raksin comenzó su larga y distinguida carrera en el cine en 1935, cuando llegó a Hollywood para ayudar a Charlie Chaplin con la música de ‘Tiempos modernos’ (1936). Después de terminar la partitura de ‘Tiempos Modernos’, se unió a Edward Powell en la orquestación de la música. Solo tenía veintitrés años. Recordemos que Chaplin era autor de la música de sus películas. Pero como no era compositor, tarareaba la música y orquestadores hacían el resto. Esto sucedió con la película ‘Tiempos modernos’ (1936) donde Raksin puso la orquestación a la melodía de Chaplin. Aquello fue el ‘pistoletazo de salida’ de una carrera extraordinaria en la música de cine, además de programas de televisión, así como algunos programas de las cadenas CBS, NBC y ABC. 

Trabajó hombro con hombro con los más grandes de su época. Entre ellos con Benny Goodman, Max Steiner y Alfred Newman. Esto moldeó su concepción de la música para el cine, y fue su mejor escuela. Sus trabajos se muestran acompañados de una gran orquesta, con violines y un profundo sentimiento ‘nostálgico’ en todas sus partituras. Su gran capacidad le convirtió en maestro de maestros y una influencia para muchos compositores que le vieron como un referente.

David Raksin
David Raksin durante los ensayos (1953)
David Raksin durante los ensayos (1953)
David Raksin (derecha) con Alfred Newman (izquierda) y Charlie Chaplin (centro)
Raksin (derecha) con Newman (izquierda) y Chaplin (junto a Newman)

Compuso su primera banda sonora en 1942 con 30 años.

  • Título: ‘El novio de mi mujer’.

Su última composición para el cine fue en 1972.

  • Título: ‘Glass Houses’

Vivió en la época más esplendorosa del cine, lo que le permitió conocer y trabajar con los más grandes, y además forjar una relación especial con alguno de ellos como Bernard Herrmann, Alfred Newman, Aaron Copland, etc.

Para la radio escribió, narró y realizó entrevistas para una serie de tres años de programas de 64 horas de duración; ‘The Subject is Film Music’. Las cintas de esta serie se encuentran en la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos, que las ha declarado ‘la mejor historia oral de la profesión (de composición cinematográfica)’. 

Sus trabajos escénicos incluyen musicales, ballets, música para obras de teatro y obras de concierto (también es autor de canciones). También, no solo reconocido por sus composiciones sino también como director de música clásica.

Fue profesor de Composición para películas desde 1956 en la Universidad del Sur de California y de la UCLA (Universidad de Los Ángeles, California). Entre sus alumnos aventajados estuvieron Bruce Broughton y Basil Poledouris, entre otros.

Reconocimientos

Como compositor

  • Óscar de la Academia de Hollywood (2 nominaciones)
  • Academy of Science Fiction, Fantasy & Horror Films (1 premio)
  • Ascap (1 premio)
  • Ifmca (1 premio)
David Raksin con Elmer Bernstein
David Raksin con Elmer Bernstein

Laura

Laura (1944)

Sin duda la banda sonora de esta película es su composición más conocida. Su tema principal, con el mismo título, ha sido versionado en forma de canción por los cantantes más importantes.

La partitura es muy bella y llena de emotividad, lo que la hace merecedora de un puesto de honor muy importante en la filmografía de este compositor extraordinario.